Google+
El Malpensante

Portafolio gráfico

Issun Bôshi

Detrás de cámaras de un libro ilustrado por Icinori

Desde hace ocho años, una pareja de artistas conspira a cuatro manos en destacados proyectos editoriales y de ilustración. Su primer libro infantil es el pretexto para adentrarnos en el backstage de su obra.

“Icinori” no significa nada en ningún idioma, solo es una palabra imaginaria, sonora e inquietante. Al menos eso piensan Mayumi Otero y Raphael Urwiller, quienes adoptaron ese nombre para su dúo de ilustración y edición de libros.

“Mi padre es un artista español que vive en Francia, una especie de falso Picasso. Gracias a él, para mí el dibujo siempre ha sido algo natural, otra forma de escritura”, afirma Mayumi. Ella –hija de un español y una japonesa– y Raphael se conocieron en la Escuela de Artes de Salzburgo, hace casi once años. Antes de conver­tirse en pareja fueron compañeros de estudio, y estaban decepcionados ante la poca exigencia de una escuela pres­tigiosa. “Teníamos amigos que hacían literalmente nada, y nosotros queríamos lograr algo diferente, como la obra de Dernier Cri; entonces sentimos que la mejor manera de conocer la vida fuera de la universidad era haciendo libros a mano”. Usaron las máquinas y el papel de la universidad para hacer su primer proyecto: Porno Planet. “Dibujábamos en la noche, estudiábamos en el día y no dormíamos nun­ca. Decidimos mostrarlo en festivales y salones de dibujo y, de repente, la gente se empezó a interesar. Creo que no en el dibujo porque era verdaderamente horrible, pero sí en nuestra energía. Eso nos dio confianza para empezar a avanzar juntos y hacer más libros”, dice Raphael.

Porno Planet, el proyecto que dio origen al trabajo a cuatro manos de Icinori, se publicó hace ocho años. Desde entonces han hecho nueve libros, entre los cuales está Count Down (2015), una interpretación arquitectónica de una cuenta regresiva del 5 al 0; y La Loi (2015), un libro des­plegable sobre la leyes (de Murphy, de la jungla, del caos) hecho con un método antiguo de impresión tipográfica y cosido a mano. Su trabajo más conocido es Momotaro, otra historia tradicional japonesa.

En ocasiones, Mayumi inicia proyectos en solitario y Rapahel los edita, otras veces invierten los papeles, o uno se ocupa de la mayor parte de la ilustración y el otro complementa con fondos y detalles. “Trabajamos en casa, ella en un cuarto y yo en otro. A veces gritamos a través de la pared: ‘¡Mayumi, dibújame una rana, por favor!’, y así funciona. Ambos debemos tener fe en el dibujo del otro, solemos pelear mucho si no es así y entonces nos damos cuenta de que algo no va bien”, dice Raphael.

Tal es el caso de <...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Octubre 2016
Edición No.179

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Yo sabía...


Por Consuelo Araújo Noguera


Publicado en la edición

No. 205



Su labor como gestora cultural y ministra hizo que su ficción fuera soslayada. En este inquietante relato, una mujer le canta la tabla a cierto representante del machismo regional.  & [...]

Lo roto precede a lo entero


Por Cristina Rivera Garza


Publicado en la edición

No. 212



Y antes de los fraccionarios estaba la unidad. [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

El mito del delfín rosado y la mujer tikuna


Por Andrés Cardona Cruz


Publicado en la edición

No. 211



El delfín rosado del Amazonas lucha por sobrevivir a la extinción. Para esa lucha, según los tikuna, esta especie de río cuenta con poderes míticos: una mente m&aacu [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores