Google+ El Malpensante

Portafolio gráfico

Lalo Borja

El sueño de Europa

El ritual dominical del cine, el anhelo del viejo continente y las sombras de un árbol sobre la pared de un patio de Cali han definido el camino de Lalo Borja hacia la fotografía. Un recorrido por su anecdotario personal y por algunas de las imágenes capturadas por su cámara trazan un retrato de este gran fotógrafo colombiano.

 

A Sahara, Marina y Camilo

El más antiguo recuerdo de mi origen como fotógrafo es el cine. De pequeño esperaba impaciente la llegada del domingo, para ir después de misa a la función matinal. La eucaristía era la liturgia y el cinematógrafo un nuevo ritual no menos sagrado. Allí, en la pantalla, se celebraba el advenimiento de secretos vistos en la oscuridad. A través de la reja del Teatro Asturias en Cali se podían ver los fotogramas de las películas, imágenes en blanco y negro sobre papel brillante, adheridas a las carteleras con chinchetas de metal en las esquinas. En ese lugar empecé a acumular memoria visual: Truffaut, Antoine Doinel y todo cuanto desfiló ante mí entre los trece y los dieciocho años. Después vendrían Rossellini, Fellini, Antonioni, Bergman; Sofia Loren e Irene Papas; Jean-Paul Belmondo, Mastroianni y Alain Delon. Mi trabajo fotográfico ha sido en gran parte una continuación de esas imágenes del cine. Ese catálogo memorizado sirvió para acicatear el ansia de mirar, de explorar, de caminar entre paisajes que por aquella época podía tan solo vivir en el deseo o los sueños.

En 1973, con veinticuatro años encima, salí de Cali rumbo a Toronto. Al comenzar el invierno ya había conocido a la que sería mi primera esposa, Margaret Thurlow, fotógrafa americana descarriada. Pasados unos meses, con los ahorros de mi trabajo lavando platos, pude comprar una humilde Canon de 35 milímetros. En 1975 regresé a Cali, armado de ilusiones y unos cincuenta rollos de película; de aquel viaje de tres meses en el que recorrí todo el país perdura una docena de fotos. Un gran cambio me esperaba al volver a Toronto: una oferta de trabajo a mi medida: “Se busca fotógrafo bilingüe para periódico en español”. Allí me hice fotógrafo y, a partir del contacto diario con la realidad de otras gentes, pude ampliar mi visión de las cosas.

En 1988 viajé por primera vez a Europa, donde experimenté las callejuelas empedradas de mis sueños juveniles y las vistas añoradas en la oscuridad de los cines de barrio. Estuve un tiempo en París fotografiando aquella ciudad que hasta entonces solo había visto en las pantalla y en las ...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Lalo Borja

Es director del programa pre-universitario de fotografía en el departamento de Arte y Diseño de Canterbury College.

Noviembre de 2012
Edición No.136

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Columnas

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores

En uso de razón

Del terrorismo al conflicto interno

No lo veo claro

Hocus pocus

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones